Descubrir el Montserrat es disfrutar de los pequeños espacios que nuestra Masía crea. Un salón alrededor de un pequeño patio interior para disfrutarlo durante todo el año.