Sólo una estancia presidida por un mueble de estilo “Alfonsín” podía recibir ese nombre. El arte de la pieza se derrama sobre toda la estancia creando un ambiente único en toda la Masia.